Me muevo al margen...

Aquí, en el margen, en el margen del canon, no hay reglas que cumplir, ni jueces que complacer, ni halagos que buscar, ni aplausos que dar con el hígado irritado...aquí, en el margen, en el margen del canon, sólo puedo hacer lo que me da la gana...

domingo, 11 de junio de 2017

Joaquín nació

Joaquín nació
En una ciudad
Que parece odiarlo

En esa urbe
Quien lo educa
Es el fracaso
Quien lo entretiene
Es el pánico
Y quien lo quiere
Lo quiere
Tranquilito y estúpido
Frente al televisor

¡Todo tiempo pasado fue mejor!
¡Nada por venir será agradable!
Así piensan los adultos
Que le toca sufrir

Así piensan los adultos
De la ciudad donde le tocó vivir
Una metrópoli
Que no sólo parece odiarlo
Una metrópoli

Que en verdad lo odia

domingo, 28 de mayo de 2017

Su nombre es Joaquín

Su nombre es Joaquín
Y vive en los suburbios
De una ciudad que no lo quiere

Su nombre es Joaquín
Y camina receloso
Entre las esquinas de sombras
Y los colores de un semáforo

Su nombre es Joaquín
Y a veces se divierte
Poniendo a pelear a las hormigas
O tirándole piedras
A ese árbol de mangos

Su nombre es Joaquín
Y no conoce  el significado
De la palabra pedofilia
Le suena a dolor en las tripas
Pero sí sabe
Que de acercarse mucho al viejo de la panza gris
Será acariciado entre las piernas
Y eso
No le gusta 

domingo, 14 de mayo de 2017

Hoy no quiero cantarte mis metáforas

Hoy no quiero cantarte mis metáforas
Se me antojan patéticas
Repletas de caries y arrugadas

No quiero que escuches mi poética
Es sólo un discurso
Y fue concebido en el silencio del cómplice
En la soledad del descomprometido
Lejos de la belleza de un corazón que late
De dos pulmones que inhalan y exhalan
De un hígado que se estruja con cada desengaño

Hoy no quiero que me veas
Como ese poeta encerrado tras los barrotes de una pose
Deseo que mires a un hombre
Que dejó de contemplarse el ombligo
Que levantó la vista
Que se abrió el alma
Que conoció a un niño
Huérfano de un padre vivo
Que vive
En alguna parte del país
Criado por una madre
Que es madre
En alguna parte de su ser

domingo, 19 de marzo de 2017

ADVERTENCIA

Esto es una advertencia, tramposa, tardía:
            Oír, leer, pensar, oler, gustar, percibir, masticar, lamer, acercar, frecuentar, tocar, fraternizar, interesar, examinar, curiosear, probar, avistar, cavilar, rozar, adosar, repetir, manosear, armonizar, concernir o hurgar estas... ¿Canciones? ¿Historias?...No, maldiciones. Puede ser peligroso.
            Más cuando ante el abismo se respira el aire pesado de un hijo en adiós y la garganta se parte en dieciocho con el grito: ¡Ningún muchacho debería partir antes que su padre! Más cuando hay que nadar hasta el final y sin estar preparado y nunca se está preparado. Esas maldiciones pueden ser peligrosas. Más cuando se busca la serenidad de los mares picados.
            Ellas, las maldiciones, abordaron mi dolor. Ahora estoy enfermo. Tengo fiebres gozosas, supuraciones risueñas, tos danzarina. Ya no me preocupa ganar la lotería, ya no me importan mis condenas. Hoy, en mi delirio, hasta sonreí a un atardecer repleto de franquezas.
            Ellas me enfermaron y escuché el grito de la aurora: ¡Maldita sea el agua estancada! ¡Maldito el viento frenado! Y alucinado hasta creo que se puede ser un héroe y trepar al techo y tapar las goteras.

Ellas me enfermaron y no sé que hacer. Supongo que con la fiebre dejará de preocuparme el uso correcto del tenedor de ensaladas y comeré más ensaladas. Ya me advirtieron que así se comportan los enfermos de maldiciones. Y yo estoy enfermo y no sé que hacer. Supongo que con el tiempo, mi tiempo, ese tiempo, aprenderé a maldecir, eso es lo que supongo.